Incentivan créditos automotrices en Argentina para superar crisis

Rate this post

credito_automotrizLa difícil situación que se vive al otro lado de la cordillera no es un secreto, las diferentes industrias, en distinto nivel de dificultad, deben enfrentar la fuerte crisis que vive el país y el mercado automotriz no ha sido la excepción.

Hace unos días, el gobierno argentino, encabezado por Cristina Kirchner, lanzó un plan de créditos blandos para la compra de vehículos. Esto con el fin de favorecer a la industria y palear en alguna medida los efectos negativos en la economía nacional.

Es importante recordar que el mercado automotriz argentino no sólo se ha visto afectado por la baja en ventas dentro del territorio, sino también la caída en las exportaciones a Brasil, su principal cliente extranjero.

Crédito automotriz

El plan lanzado por el Gobierno trata de potenciar la compra de automóviles nuevos, para ello los créditos automotrices presentan rebajas de hasta el 13 por ciento, a 60 meses, y de hasta el 90 por ciento en 26 modelos de vehículos con un tope de hasta 120.000 pesos argentinos (15 mil dólares aproximadamente).

La crisis que afecta la industria se genera entre dimes y diretes por parte de los fabricantes y el Gobierno, este último señala que los precios fueron incrementados sin motivo alguno durante este año y eso potenció la caída en las ventas. Además, se acusa a los proveedores de potenciar la venta de modelos importados, especialmente de modelos fabricados en Europa, desfavoreciendo a los de fabricación argentina.

En cifras concretas, en los primeros 5 meses del año la producción argentina presentó una caída del 22,2 por ciento, las exportaciones disminuyeron un 24,3 por ciento y las ventas al interior del territorio también bajaron en un 32,3 por ciento.

En tanto, el difícil momento de la industria también ocasionó problemas al interior del país, donde los despidos de trabajadores están a la orden del día.

¿Qué ocurre en Chile?

En nuestro país, los créditos para la compra de vehículos, nuevos o usados, son requeridos de manera constante. De hecho, esta es la principal fuente de financiamiento para este tipo de bienes, algo similar a lo que ocurre con los créditos hipotecarios.

El mercado de los créditos en el país no se ha visto afectado de forma notoria, aunque las ventas de vehículos este año han disminuido respecto a periodos anteriores. Esto se explica por problemas generales de la economía, tales como el estancamiento de los sueldos y la desaceleración.

Pese a estas complicaciones, la economía local sigue siendo considerada una de las más sólidas de América Latina y nuestro país sigue siendo un foco llamativo para la inversión extranjera.