Esfuerzo de automotoras no dio resultados favorables a ventas

5 (100%) 1 vote

credito_automotrizEl mercado automotriz no ha visto cifras alentadoras en los últimos meses. Durante diciembre las automotoras concentraron sus esfuerzos en alentar la compra de vehículos antes de la entrada en vigencia del impuesto verde, un tributo que exige un pago adicional proporcional a a las emisiones de dióxido de Nitrógeno de cada vehículo.

Pese a la arremetida publicitaria de las automotoras, éstas no lograron repuntar en las ventas. De acuerdo a información de Diario Financiero, el gerente general de Citroën Chile, Rodrigo Hernando, no proyecta un panorama favorable para las ventas de este mes señalando que éstas caerían un 20 por ciento en general y un 15 por ciento en vehículos de la marca francesa.

Definitivamente estas proyecciones dejan ver que el 2014 definitivamente no ha sido el año de la venta de vehículos motorizados. Este escenario se debe, en parte, a la ola de especulaciones originadas a partir de los cambios contemplados en la Reforma Tributaria y otros proyectos que regulan diversas actividades económicas en el país.

Por su parte el gerente general de Mitsubishi, Francisco Urzúa, señaló al medio nacional que las ventas este año podrían mostrar una baja del 10 por ciento en términos generales. Asimismo el experto proyecta la venta de unas 330 mil unidades al cierre del año, visión compartida por el secretario general de la Asociación Nacional Automotriz de Chile (Anac), Gustavo Castellanos.

Los especialistas en este sector coinciden en que esto se debe principalmente a un enfriamiento de la economía interna y a las especulaciones generadas con la Reforma Tributaria.

Influencia del impuesto verde

La entrada en vigencia del denominado “impuesto verde” era una luz de esperanza en el mercado automotriz, se hizo lo posible por motivar la compra de vehículos antes del 29 de diciembre pero esto no rindió los frutos esperados y los que aumentaron en algo sus ventas lo hicieron en cifras mínimas.

Cabe destacar que este tributo se presenta como una medida para contribuir a la descontaminación de zonas urbanas. Es por ello que el pago se realiza una vez, cuando se compra el vehículo, y la cantidad  es proporcional a las emisiones que el vehículo realiza.

Con la puesta en marcha de este impuesto se espera que la venta de vehículos nuevos siga disminuyendo y que, por otro lado, el mercado de autos usados se vuelva cada vez más competitivo. Será esta la gran opción de las personas para adquirir un vehículo sin tener que cancelar el tributo extra, que irá desde los 330 mil pesos hasta los 4 millones.